A través de la Fundación Apadrina un Árbol, presidida por Félix Abánades

Quabit Inmobiliaria, Obra Social “La Caixa” y la Junta de Castilla–La Mancha, juntos por la recuperación de la fauna

Quabit Inmobiliaria y CaixaBank, a través de Obra Social “La Caixa, aportan cada uno 25.000 euros para reactivar el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Fundación Apadrina un Árbol.

Madrid, 17 de octubre de 2018.- Quabit Inmobiliaria, Obra Social “La Caixa” y la Junta de Castilla La Mancha se han unido para poner en marcha el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Fundación Apadrina un Árbol.

Lo han hecho hoy en la “Dehesa Común de Solanillos” con un protocolo de colaboración que han firmado el Presidente de Castilla–La Mancha, Emiliano García Page; el Director de AgroBank, Arturo Tienza; y Félix Abánades, Presidente de Quabit y de la Fundación.

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre es un proyecto promovido en el año 2010 por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Fundación Apadrina un Árbol. Ahora, junto a la colaboración económica de Quabit y CaixaBank, cada uno con 25.000 euros, comenzará la puesta a punto y la dotación de los medios y materiales necesarios para su correcto funcionamiento en Molina de Aragón–Alto Tajo, una comarca con un destacable valor ecológico.

Está previsto que el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la “Dehesa Común de Solanillos” forme parte de la Red Regional de Centros de Recuperación de Fauna, que dependen de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha.


El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre

Actualmente, el Centro cuenta con unas instalaciones muy completas dirigidas a la educación ambiental y a la recuperación de las diferentes especies, con zonas de hospitalización y de rehabilitación para reintroducirlas en su medio natural.

Con la firma de este protocolo, se construirá una amplia y moderna zona educativa para recrear los diferentes hábitats del entorno: los humedales, los cortados, el medio agro-rural y el bosque.

Para Félix Abánades, como Presidente de la Fundación Apadrina un Árbol, el nuevo Centro “tendrá un doble papel porque no sólo cumplirá con su objetivo de recuperar las especies dañadas y devolverlas a su entorno. También transformará y revitalizará esta comarca, la más despoblada de Castilla–La Mancha, atrayendo visitantes y generando nuevos puestos de trabajo directos e indirectos”.


La Fundación Apadrina un Árbol

La Fundación Apadrina un Árbol nació tras el incendio ocurrido en julio de 2005 en la provincia de Guadalajara, que arrasó 13.000 hectáreas de bosque y acabó con la vida de 11 miembros de un retén. Constituida por la Fundación Rayet, la Diputación Provincial de Guadalajara y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, contribuye a la rehabilitación y restauración del área afectada por el incendio mediante un proyecto de recuperación y educación medioambiental, creando un espacio natural único que vincula al ciudadano con la naturaleza destacando la importancia que el medio natural tiene en nuestras vidas.

La sede de la Fundación se encuentra en la “Dehesa Común de Solanillos”, en el término municipal de Mazarete, Guadalajara, epicentro del incendio.

Actualmente es un moderno y completo Centro de Educación Ambiental, Albergue Rural y Centro de Turismo Activo, pionero en el Alto Tajo y en la provincia de Guadalajara, equipado con las últimas tecnologías en energías renovables, vivero forestal, huerto educativo, aulas, salas de conferencias y exposiciones, zonas de investigación, poblado infantil, piscina, pistas polideportivas y amplios espacios al aire libre para la realización de actividades de ocio y multiaventura.